top of page

ASCH finaliza las obras de la Autovía A-11

Actualizado: 16 ago 2023

  • Tramo Burgo de Osma–San Esteban de Gormaz en Soria.



ASCH ha finalizado la obra de 9,2 kilómetros de la Autovía del Duero A-11 entre El Burgo de Osma y San Esteban de Gormaz, en la provincia de Soria, con la recepción y puesta en servicio por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y que incorpora a la Red de Carreteras de Alta Capacidad.

Nueve kilómetros de autovía de nuevo trazado que ofrecen una alternativa de altas prestaciones a la actual Nacional 122, y que se unen a los otros tramos en servicio de esta autovía en Castilla y León, entre Soria y Valladolid.

El trazado comienza a la altura de la pedanía burgense de Alcubilla del Marqués, en el paraje denominado “Trescantarillos” inmediatamente después de la salida 61 de la Autovía A-11 (El Burgo de Osma – Oeste) y en continuidad con el tramo de autovía adyacente de la Variante de El Burgo de Osma. Finaliza al oeste de la localidad de San Esteban de Gormaz, en el paraje de “Las Huelgas” inmediatamente antes de la salida 72, “N-122, San Esteban de Gormaz (Oeste)” también en continuidad con el tramo de autovía adyacente San Esteban-Langa, inaugurado en 2020. El tramo contiene además un enlace completo de cuatro ramales tipo trompeta (salida 65) denominado “N-110, San Esteban de Gormaz – Segovia” para permitir todos los movimientos directos entre N-110 y la A-11.

Este nuevo tramo mejora capacidad, seguridad viaria y tiempos de recorrido en la zona occidental de la provincia de Soria, así como la conexión con la N-110 hacia Segovia y Ávila, gracias al nuevo Enlace Este de San Esteban de Gormaz. La actuación lleva implícita la conexión directa de dos de las localidades más importantes de la Ribera del Duero soriana (El Burgo de Osma y San Esteban de Gormaz) tanto mediante vía de alta capacidad (la nueva Autovía A-11) como por carretera convencional (N-122) gracias a la integración de un itinerario alternativo complementario distinto a la propia nueva autovía. Además, se incorpora un nuevo enlace de acceso a la localidad de Alcubilla del Marqués desde la nueva carretera convencional entre El Burgo de Osma y San Esteban de Gormaz.


  • La sección transversal de la autovía está formada por dos calzadas, una para cada sentido de la circulación, con dos carriles de tres metros y medio cada uno, arcenes exteriores de dos metros y medio e interiores de un metro. La anchura de la mediana entre calzadas es de 10 m y se han dispuesto cuatro pasos de mediana a lo largo del tramo.

  • La permeabilidad de la nueva autovía al tráfico de caminos y carreteras secundarias se resuelve mediante pasos superiores y caminos colectores paralelos a la autovía. El trazado, al acomodarse al borde montañoso del margen derecho de la Depresión del Duero, discurre en una continua sucesión de terraplenes y desmontes en sus primeros 6 kilómetros, a partir de los cuales discurre en terraplén hasta el final de tramo por la margen izquierda del Arroyo del Torderón antes de la confluencia de éste con el río Duero. De todas las alternativas estudiadas, fue ésta la más respetuosa en lo que se refiere a la adecuación ambiental del proyecto, a evitar afecciones al cauce del río Duero, a la preservación de la vegetación de ribera y a la protección y conservación de suelos y vegetación.

  • Entre las medidas ambientales realizadas, sobresalen las destinadas a la ordenación ecológica, estética y paisajística, con un programa de hidrosiembra y plantaciones que se ha desarrollado según su idoneidad y adaptación a las condiciones climáticas de la zona.

  • Se disponen un total de 8 estructuras, considerando como tales, tanto los pasos elevados sobre otras carreteras secundarias (SO-P-5004 y SO-P-5006 carreteras provinciales que unen San Esteban de Gormaz con Matanza de Soria y Quintanilla de Tres Barrios, resueltos con estructuras gemelas hiperestáticas de hormigón de un solo vano para cada calzada) y varios pequeños afluentes de la margen derecha del Duero (Arroyo Madre de Fuente Majanas y Arroyo de Valdelasdueñas, resueltos mediante marcos rectangulares y Arroyo del Torderón, resuelto mediante un viaducto más amplio de tres vanos, incluyendo la protección del cauce mediante escolleras de piedra), así como el paso elevado sobre la autovía de la vía pecuaria “Cañada Real Soriana Occidental” y del propio enlace con la N-110, resuelto con una estructura hiperestática de hormigón postesado de tres vanos y 75 metros de longitud. Otra estructura de tipo marco sirve como paso inferior bajo la autovía para garantizar la permeabilidad territorial uniendo los caminos de servicio de uno y otro margen de la autovía


Con la entrada en servicio de este nuevo tramo, la provincia de Soria cuenta ya con 62 km completos e ininterrumpidos de la autovía A-11, que unen las localidades de La Mallona (próxima a la capital soriana) y Langa de Duero, en el límite provincial occidental con Burgos, en escasamente 30 minutos de trayecto.


Con esta obra de ASCH, la A-11 se convierte en el gran eje central de gran capacidad y vertebrador de la mitad norte de España siguiendo el corredor del Valle del Duero, mejorando así la seguridad vial, capacidad y nivel de servicio para los tráficos de largo recorrido que, desde el noroeste de España se dirigen hacia el Valle del Ebro y Cataluña (y viceversa) por el itinerario más directo (hasta ahora las alternativas a esta ruta en vía de alta capacidad, entre Valladolid y Zaragoza, suponen desviarse hacia el norte, Burgos, o hacia el sur, Madrid).





bottom of page